Jorge D’Alessandro

Pesebre

clac

hizo el pestillo

de la puerta al cerrarse

al encerrarnos acá adentro,

papá detrás de la muralla

camina, golpea

la pared y no deja

escuchar

el sonido de la baratija colgada

del árbol iluminado

cantando un villancico desganado,

desgastado,

que no entre, que no entre,

mamá en un rincón del cuarto,

entre las sombras,

a la doceava campanada

se agarra la cara se

delinea la marca,

me ofrece el pedazo de pan

dulce apretado contra el pecho

y la apreto contra mi pecho

en medio de este pesebre partido

rogando que algún fuego volador

se desvié de su camino

entre por la ventana

y nos ilumine

desde arriba.

Poema publicado en Mirad al cielo ¡Los renos caen ardiendo! Antología de poesía navideña, Ediciones Clase Turista, Buenos Aires, 2009, que reúne los poemas que obtuvieron premios y menciones y que resultaron finalistas del concurso que la editorial organizó con el Centro Cultural de España en Buenos Aires.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s