igualdad . amor. libertad

igualdad significa evitar los extremos de privilegios y privaciones: evitar que la transmisión familiar hereditaria de las ventajas y desventajas económicas y educativas moldee de manera decisiva las oportunidades de vida de los individuos. significa también establecer límites para los beneficios que puedan acumularse como resultado de dotaciones heredadas intelectuales y físicas. ¿cuánto y con qué criterio? la medida no será otra más que la evaluación -en las circunstancias de la vida- del peligro de quedar atrapado en un privilegio que se sustenta a sí mismo respecto de los beneficios de la flexibilidad, el oportunismo, el experimento libre del proyecto de democratización y divinización.

“contra los talentos superiores del otro -escribió goethe- la única defensa es el amor.” el equivalente más cercano al amor en la frialdad exterior de la vida social es la organización práctica de la responsabilidad de cuidar de los demás, alimentada por el desarrollo paciente de la habilidad de imaginar la experiencia de otros individuos. fundamentar e inspirar esa habilidad debe ser una de las mayores preocupaciones de la educación en un sistema democrático.

la distancia entre nuestros actos habituales de preservación del contexto y nuestros movimientos excepcionales de transformación del contexto no es constante.  podemos dar forma a nuestras instituciones y a nuestros discursos de manera tal de que dicha distancia se acorte o se alargue. tenemos motivos para acortar esa distancia y facilitar la transformación gradual de nuestros contextos como una consecuencia natural de nuestros esfuerzos cotidianos. nuestros motivos son numerosos: fortalecer la libertad para experimentar -especialmente para experimentar con formas de cooperación-, pues de ella depende todo progreso práctico; socavar la base de todo esquema de división y jerarquía social arraigado en los ordenamientos y en los dogmas protegidos contra cualquier cuestionamiento y mantener dentro de nuestro compromiso con un mundo social nuestro poder de criticarlo, oponernos a él y transformarlo.

fragmentos de la alternativa de la izquierda

roberto mangabeira unger

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s