patricio foglia

12

escucho con claridad
las voces de conversaciones ajenas
y no me molesta no sintonizarte, después de todo
estoy acostumbrado al ruido, al barro

nuestro lugar han sido siempre las trincheras

13

de a poco me voy haciendo amigo
del blanco de estas sábanas
y me sorprende que sea la morfina
nuestro ansiado puente, el pasaje entre
nosotros dos
la manera de volverme
yo también un poco fantasma

14

tuve una pesadilla en la que entonamos
una versión tormentosa del himno

en un estruendo
se escuchaba: oíd el ruido
derrotas, cadenas
y me sentía pequeño
y diminutos mis dramas
una ínfima gota en el diluvio

Últimos poemas de la serie “1982 (correspondencias)” del libro Temperley, En el aura del sauce, Buenos Aires, 2011.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s