our whole life proceeds in spirals

This spiral lies at that very point where inanimate matter is transformed into life.

I am convinced that the act of creation took place in form of a spiral. Our whole life proceeds in spirals.

Our earth describes a spiral course. We move in circles, but we never come back to the same point. The circle is not closed. We only pass the same neighbourhood many times. It is characteristic of a spiral that it seems to be a circle but is not closed.

The true spiral is not geometric but vegetative. It has swellings, becomes thinner and thicker and flows around obstacles who are in her way.

The spiral shows life and death in both directions. Starting from the center, the infinite small, the spiral means birth and growth, but by getting bigger and bigger the spiral dilutes into the infinite space and dies off like waves who disappear in the calm waters.

On the contrary if the spiral condenses from outer space life starts from the infinite big, the spiral becomes more and more powerful and concentrates into the infinitely small which cannot be measured by man because it is beyond our conception and we call it death.

The spiral grows and dies like a plant – the lines of the spiral, like a meandering river, follow the laws of growth of a plant. It takes its own course and goes along with it. In this way the spiral makes no mistakes.

Friedensreich Hundertwasser

Fuente: http://www.hundertwasser.at/english/oeuvre/painting_thespiral.php

17

selección de historietas realizadas por alumnos de la carrera de diseño gráfico de la uba a partir de la propuesta del espacio de arte amia de abordar el atentado desde este género . aquí puede verse el libro .

trabajaba a pocas cuadras de ahí ese día, hace 17 años . sentí la explosión en el cuerpo como un hormigueo, un estruendo sordo . ya había sentido lo mismo antes, había estado también cerca del atentado a la embajada de israel . se me heló la sangre, hice un llamado para que prendieran la tele, la radio, para que me dijeran que era otra cosa, alguna demolición programada, un derrumbe, otra cosa . no recuerdo exactamente ahora qué me dijeron cuando me confirmaron que había sido un nuevo atentado, ni qué respondí. sé que no trabajé ese día, quizás hice como que trabajaba. sí recuerdo  haber ido a la primera marcha que se hizo . me veo caminando con mucha gente, veo muchas velas . y veo hoy, de nuevo, el desconsuelo.

rosario . macromuseo . pampaparaíso . marcela mouján . flora y frankenstein


en rosario el fin de semana pasado .  me encontré con el pamparaíso de marcela mouján en el museo de los silos . verónica gómez dice muy bien, acá, que nadie está preparado para morir, ni un poquito ni del todo . y que estos cuadros son una fantasía de eternidad lozana . sus árboles son mujeres voluptuosas que llenan de color y de curvas a esa rectitud de la producción sojera y ganadera que se vislumbra al fondo . pero la vida, la verdadera vida, no es eso .  la verdadera vida es gasto y pérdida, es música y pintura, es el brillo de las flores de los palos borrachos, ceibos y jacarandás de mouján. como advierte george b., aquí.

como un chirrido indefinible despierta

El esfuerzo para organizar el movimiento, para coordinar la curva de los sonidos e imprimirles un carácter y unas particularidades, es uno de los aspectos principales del trabajo del poeta. De la constancia de esta tarea dependen las reservas rítmicas. No sé si el ritmo está dentro o fuera de mí, lo que sí hay en mi interior es una preferencia. Para despertar el ritmo es necesario simplemente un choque; como un chirrido indefinible despierta, por ejemplo, la resonancia del vientre de un piano, o la imagen de un puente en ruinas que se estremece con el paso de una sola hormiga.

El ritmo es la fuerza esencial, la energía primaria del verso. Es inexplicable. De él apenas podemos decir lo que se dice del magnetismo y la electricidad; son dos formas de energía. El ritmo puede ser idéntico en varios poemas y el mismo en toda la obra de un poeta; hecho que no la tornará monótona, porque el ritmo puede ser hasta tal punto complicado, puede ser tan difícil darle forma, que nunca se llegue a conseguir, ni tan siquiera a través de varios largos poemas.

El poeta debe desarrollar dentro de sí mismo este sentido de su propio ritmo, en vez de aprenderse de memoria métricas que no le pertenecen, como yambos, coros y hasta el mismo verso libre tan sagrado. Estas métricas son válidas para un caso concreto y solamente para ese caso concreto. Lo  mismo ocurre con una herradura imantada, que sólo puede ser usada para extraer fragmentos de acero.

Del libro cómo hacer versos, de Vladimir Maiakovski, traducción de Ismael Filgueira Bunes, un texto precioso editado por mono azul editora en su colección vuelapluma, Sevilla, España, en mayo de 2009.

pandora . por redon . por silvestri

Pandora es una criatura modelada por Hefesto, a pedido de Zeus y siguiendo sus consignas, para ser ofrecida a los humanos como un don (?), en contrapartida del fuego robado y entregado a éstos por Prometeo. Ella es, entonces, el regalo de los dioses a los hombres por el robo del fuego divino. De esta Pandora, nace en su totalidad la raza de las mujeres. El mito dice, si seguimos a Hesíodo en Los Trabajos y Los Días, que en la tierra existía una jarra que la bella Pandora, aguijoneada por la curiosidad, abrió  ni bien  puso un pie en ella, y que todos los Males ahí contenidos se esparcieron a través del género humano. Pero la Esperanza, que había quedado en el fondo de la jarra, no alcanzó a salir, porque Pandora logró cerrarla justo a tiempo. De allí, que este regalo, este “artificio” de la primera criatura humana femenina, fabricada a la manera de una estatua o de un maniquí, en lugar de haber nacido de la tierra o de haber surgido de la descendencia de Gea, constituya una doble excepción: por un lado, ningún otro ser ha sido, como ella, producto de una operación técnica, un artefacto a instancias de Zeus; por el otro, es un falso regalo, un engaño destinado a hacer sufrir a los hombres. Por qué la Esperanza estaba en la jarra de los Males y permanece allí, es algo que los investigadores aun hoy no terminan de definir. Quizás habría que decir, como sugiere Buxton , “Alternativa” en vez de “Esperanza”. ¿Es entonces la Alternativa/Esperanza algo positivo o algo negativo, puesto que se encontraba en la jarra con los Males? ¿Que haya quedado dentro de la jarra significa algo positivo para los seres humanos, puesto que tenemos a la Esperanza/Alternativa guardada en un lugar seguro ¿O, por el contrario, es negativo, puesto que está encerrada?

Leonor Silvestri

Fuentes
 de la imagen: http://www.metmuseum.org/toah/works-of-art/60.19.1

del texto: http://todonuevobajoelsol.blogspot.com/2009/04/narciso-y-pandora.html