preguntas – suely rolnik

¿Cómo se opera en nuestra vitalidad el torniquete que nos lleva a tolerar lo intolerable, y hasta a desearlo? ¿Por medio de qué procesos nuestra vulnerabilidad al otro se anestesia? ¿Qué mecanismos de nuestra subjetividad nos llevan a ofrecer nuestra fuerza de creación para la realización del mercado? ¿Y nuestro deseo, nuestros afectos, nuestro erotismo, nuestro tiempo, cómo son capturados por la fe en la promesa de paraíso de la religión capitalista? ¿Qué prácticas artísticas han caído en esta trampa? ¿Qué es lo que nos permite identificarlas? ¿Qué hace que ellas sean tan numerosas?

¿Cómo liberar la vida de sus nuevos impasses? ¿Qué puede nuestra fuerza de creación para enfrentar este desafío? ¿Qué dispositivos artísticos estarían logrando hacerlo? ¿Cuáles de éstos estarían tratando al propio territorio del arte, cada vez más codiciado (y socavado) por la rufianización que encuentra allí una fuente inagotable para extorsionar plusvalía de poder? En suma, ¿cómo reactivar en los días actuales la potencia política inherente a la acción artística, su poder de instauración de posibles?

Fragmento del texto Geopolítica del rufián, el artículo completo aquí http://web.archive.org/web/20091221095910/http://caosmosis.acracia.net/

El sueño de Polífilo

Estreno nueva categoría, Edición, con esta entrada. Haber cursado Introducción a la Actividad Editorial me permitió acceder a distintos textos sobre el tema: quisiera destacar los que rescatan su aspecto de vocación y de arte. En La edición como género literario, un precioso ensayo del editor italiano Roberto Calasso, aparece la idea de catálogo como un único texto formado por los libros publicados, más sus portadas, tapas y el resto de los discursos y actos que los enmarcan: la cantidad de ejemplares impresos, la publicidad, las distintas ediciones realizadas de una misma obra. Calasso pone como ejemplo a Aldo Manuzio, a quien considera el primero en pensar una editorial con este criterio. Manuzio publicó en 1499 el que es considerado el libro más bello del mundo, la novela Hypnerotomachia Poliphili, cuyo facsímil puede disfrutarse aquí  http://mitpress.mit.edu/e-books/hp/hyp000.htmLa batalla de amor en sueños de Polífilo (tal su traducción al castellano) está escrita en una lengua inventada que mezcla el italiano con el latín y está ilustrada con unos maravillosos grabados. Pues que así sea: que la pasión de Manuzio perdure y nos contagie, para que persistamos en considerar a la edición como un arte, un género de la literatura: un juego, más allá de las adversidades.