Porque antes de ponerse a escribir tienen una montaña de otras tareas para resolver

“¿Por qué cuando se piensa en la historia de la literatura argentina en general, las mujeres son las más olvidadas, las “desaparecidas” de esa historia? Ojeda, autora de Falso contacto (2012) y Mosca blanca mosca muerta (2017), entre otros títulos, dice que para responder la pregunta hay que plantear otra: “¿por qué la media etaria de las mujeres escritoras que logran publicar y obtienen cierto reconocimiento suele ser mucho más alta –el doble, el triple– que la de los hombres? Porque antes de ponerse a escribir tienen una montaña de otras tareas para resolver, entre ellas la maternidad, el cuidado de adultos mayores, las tareas del hogar, el trabajo ganapán. Y esto es hoy. Imaginemos lo que era tener aspiraciones literarias hace un siglo, o dos. Son las más olvidadas porque el canon está construido desde una mirada masculina, que no se interesa por leer lo que produce el significante social mujer”.”

Néspolo, autora de poemarios como Papeles cautivos (2002), las novelas El pozo y las ruinas (2011) y Episodios de cacería (2015), entre otros títulos, objeta el uso de la palabra “desaparecidos” porque “está demasiado cargada en nuestro pasado político reciente para transpolarla sin más a una problemática de género, que atraviesa en rigor toda la historia de Occidente”. “Es curioso observar cómo sí ha habido mujeres a las que, bajo el manto de la excepcionalidad, se les ha permitido subir al podio junto a los hombres: Eduarda Mansilla, Norah Lange, Victoria Ocampo. Es como si dentro de formaciones netamente homosociales cada tanto hubieran debido permitir que alguna mujer se filtrara, solo a condición de que esta aportara lo suyo a la estabilidad del sistema: ya sea con su fortuna, en el caso de Victoria –mecenas de Sur–, con su belleza en el caso de Norah –musa de la vanguardia martinfierrista–, o aportando su cuerpo, su apellido patricio y su letra en el caso de Eduarda, vector clave a la hora de pensar el fin de las guerras intestinas entre unitarios y federales y la construcción del Estado-nación argentino”, reflexiona Néspolo.

Fuente: https://www.pagina12.com.ar/103038-herramientas-para-repensar-el-canon

 

 

 

Al fin éramos todxs iguales

asterisco kurt vonnegut

I want to stand as close to the edge as I can without going over. Out on the edge you see all the kinds of things you can’t see from the center.

Quiero pararme tan cerca del borde como pueda sin caerme. Desde ahí, se ve todo lo que parece invisible si estás en el centro.

*

All moments, past, present and future, always have existed, always will exist.

Todos los momentos, pasados, presentes y futuros, existieron siempre, y siempre van a existir.

*

The year was 2081, and everyone was finally equal.

Corría el año 2081 y, al fin, éramos todxs iguales.

*

Tres citas del gran gran Kurt Vonnegut. Felicidades, y que el 2081 sea mañana.

Desplanetadas

24726454_992128840930410_2098022415_o

a esta entrada sobre el libro de poemas de mis compañeras del Centro de Integración Frida, Desplanetadas, que acaba de ser publicado, le corresponden muchas categorías del blog:

.amor amistad cultura filosofía
nos encontramos por más dos años en el taller de poesía y fanzine del Frida. nos escuchamos, hablamos y, a partir de esa escucha-habla, nos pusimos a escribir: desde el amor fecundo que se tienen las amigas, ese vínculo productivo que es la amistad para la filosofía, una relación que, como dice Blanchot, “no tiene dependencia, donde cabe toda la sencillez de la vida”.

.arte
el taller, los poemas, son un arte de movimiento doble: entre todas creamos algo y, en esa acción, nos recreamos: hablantes, escuchantes, lectoras, escritoras, recitadoras. todas esas artes combinadas, en y desde nosotras, están ahora en un libro, Desplanetadas.

.edición,
para ir de esa creación-combinación al libro, armamos las series de poemas que configuraron sus órbitas y galaxias de amor, eros, lucha, experiencia, felicidad, sueños. poemas singulares y colectivos, dispuestos en cada página con los desplazamientos que un sistema planetario pide.
en la tapa, que diseñó la profe de arte y reciclado del Frida, la China Gabriela Crespo Martí, está la imagen de nuestra frida guerrera con su universo en ebullición; y su voz, que se escucha bien clara, porque el pañuelo que lleva no es mordaza sino protección: usen el lenguaje para decir lo que les impida vivir.

.espiral 6
Bruno Rota de Espiral 6 diseñó el interior del libro, puso a girar los astros-poemas, hizo que cada serie brille y cada texto muestre su luz propia: los versos se deslizan cuando lo requiere la mecánica de su baile, los poemas se juntan o se alejan según su planetario juego de atracción.

.mujeres género feminismo
somos mujeres de mucha pasión: es una de las frases-bandera de la organización de la que formo parte, No Tan Distintas. desde ese apasionamiento, nos encontramos, hacemos y escribimos: como dice el poema-prólogo del libro, nos damos un poco de locura para crear, ahora que podemos decidir cuándo andar desplanetadas.

.poetas
27 mujeres en distintos momentos de 2015, 2016 y 2017 produjeron poemas singulares y colectivos, textos de furia, de amor, de humor y de dolor. una poética de la lucha, como se llama uno de los últimos textos grupales; del descubrimiento de la fuerza propia: hoy descubrí una parte de mí más fuerte; de la fuerza de todas, incluso si el yo gramatical está en singular: aunque no me quieras ver, me vas a ver.

.sobre el poder y la mentira y la violencia
nos quieren hacer creer que no tenemos esa fuerza, que no podemos juntarnos ni crear. pero, en estos poemas, cada vez que pisamos mal y nos caemos, no hay derrota: me enojé y me reí. me levanté. somos orgullosas y decimos que no. somos chicas pokemons go, no compramos lo que nos quieren vender, bien sabemos que la felicidad del sistema no tiene valor. que a la revolución se la cuenta y se la canta, y en ese contarla y cantarla, se la hace.

 

saben y mienten

dice que no sabe
que ellos no fueron
situación dice
cuando debería decir
represión
pero en su tono
en su modo
en los ojos opacos
ahí en lo que no dice
se le escapa
la verdad
.
sabe y calla
como antes sabían
y callaron
decimos aparición 
porque no puede ser
lo otro
en nuestras bocas
no tiene nombre
.
nosotros decimos
con vida
ellos dijeron
los vamos a cazar a todos
allá
hacia el río
tirale al negro
gritaron
.
a las mujeres nos dicen
que nos tomemos
nuestra propia sangre
indias sucias nos gritan
nosotras
los miramos de frente
con ojos de desafío
cuando callamos
estamos luchando
.
saben y mienten
nosotros
nosotras
cuando gritamos es
para decir verdad

Paulo Freire . Pedagogía de la Autonomía . Una nueva rebeldía

No creo que las mujeres y los hombres del mundo, independientemente si se quiere de sus opiniones políticas, pero sabiéndose y asumiéndose como mujeres y hombres, como personas, dejen de profundizar esa especie de malestar ya existente que se generaliza ante la maldad neoliberal. Malestar que terminará por consolidarse en una nueva rebeldía en que la palabra crítica, el discurso humanista, el compromiso solidario, la denuncia vehemente de la negación del hombre y de la mujer y el anuncio de un mundo “personalizado” serán armas de alcance incalculable.

Fragmento de la Pedagogía de la Autonomía de Paulo Freire.

Ser judía en el siglo veinte . Muriel Rukeyser

Ser judía en el siglo veinte
es recibir una ofrenda. Rechazarla
pretendiendo invisibilidad, es elegir
la muerte del espíritu, la locura de la piedra.
Aceptarla, asumir la vida plena, cada agonía:
tu noche que se hunde en la sangre laberíntica
de los que resisten, pierden, y resisten: y Dios
reducido a ser rehén entre rehenes.

La ofrenda es tormento. No solo
la reiteración de la tortura, el aislamiento,
el martirio de la carne. Todo eso puede,
sí, existir. Sino el deseo que acepta,
el espíritu íntegro y fértil como garantía
de cada libertad humana, de su lucha
por ser libre, su atrevimiento
de vivir para lo imposible.

*

Mi versión de “To be a Jew in the twentieth century”, séptima parte del poema largo “Letter to the Front”, de Beast in View, el quinto libro publicado por Muriel Rukeyser, de 1944:

To be a Jew in the twentieth century
Is to be offered a gift. If you refuse,
Wishing to be invisible, you choose
Death of the spirit, the stone insanity.
Accepting, take full life. Full agonies:
Your evening deep in labyrinthine blood
Of those who resist, fail, and resist: and God
Reduced to a hostage among hostages.

The gift is torment. Not alone the still
Torture, isolation; or torture of the flesh.
That may come also. But the accepting wish,
The whole and fertile spirit as guarantee
For every human freedom, suffering to be free,
Daring to live for the impossible.